MENU
ENTREVISTA

Tecnologías que impactan en el presente y futuro

Entrevista a Eduardo Mangarelli, Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad ORT Uruguay.
Share
Eduardo Mangarelli cuenta con una importante experiencia en una industria que se caracteriza por el cambio constante. Fiel a la naturaleza de su campo de especialización, se ha sabido desempeñar en una variedad importante de roles en más de 20 años de carrera. Fue Director de Innovación para Microsoft world wide, es integrante del directorio del LATU y Presidente de Endeavor Uruguay, es asesor y socio de diferentes empresas de tecnología y actualmente es el Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad ORT Uruguay. Hablamos con él acerca del enfoque de la universidad para la formación de perfiles diversos, capaces de asumir diferentes roles en una industria que no para de crecer.
“Actualmente, las tecnologías de la información son el principal agente de transformación, aceleración y generación de innovación y eficiencia por parte de todo tipo de empresas en diversos sectores de la economía. Tienen un rol determinante en la evolución y el desarrollo de todas las industrias”. Con la frase anterior, el Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad ORT plantea no sólo una visión general del impacto que hoy tienen las tecnologías de la información en el mundo sino el potencial de cambio que pueden tener a futuro. Al referirse específicamente a Uruguay, Eduardo sostiene lo que los datos vienen comprobando hace años: que el sector es un generador de empleo de muy buena calidad, con buenos ingresos. “Desde una perspectiva social, esto tiene un impacto muy importante. Pero además, el sector es un generador de ingresos muy relevante para el país, logrando un nivel de penetración muy importante en mercados como Estados Unidos, el resto de América Latina, y en menor medida, Europa y Asia”.
"La learnability y el trabajo en equipo son competencias fundamentales para el sector. Independientemente de su rol, la persona va a tener que trabajar en equipo y va a tener que continuar aprendiendo todo el tiempo".
El rol de la universidad En una industria que se mueve a ritmos acelerados y requiere de forma constante la adquisición de nuevos conocimientos, la formación es clave. Pero también presenta un escenario complejo, ya que esa misma industria que se ha vuelto gigante, alberga una gran diversidad de expectativas, proyectos de desarrollo profesional y situaciones de vida en los universitarios y jóvenes profesionales. La Universidad ORT está al tanto de las necesidades de sus estudiantes y en respuesta ofrece una variedad de opciones ajustada a diferentes realidades y posibilidades. “La universidad forma técnicos y profesionales que integran un mercado laboral diverso en el que se necesitan distintos perfiles: ingenieros, másters, doctores o PhD’s, desarrolladores, testers, analistas, etc. El rol de la universidad es atender las necesidades de todos estos perfiles. Es importante tener en cuenta que los niveles de especialización vienen acompañados de un componente social. Hay personas que no pueden dedicar cinco años a una carrera, y lo que necesitan es formarse durante un año o dos para poder empezar a trabajar y luego sí complementar su formación. Una de las carreras más demandadas dentro de la Universidad es Analista Programador, que tiene una duración de 2 años y cuenta con una extraordinaria salida laboral. Muchas personas cuando egresan de esta carrera se dedican a trabajar como programadores y son muy buenos. Otras personas hacen eso mismo, pero además continúan profundizando su formación para poder desempeñar nuevos roles en el futuro”.
Formación teórica con experiencia práctica Eduardo asegura que es posible y hasta fácil obtener un trabajo en el sector de tecnologías de la información sin contar con experiencia laboral previa, pero que ello se debe a que parte de la experiencia práctica el estudiante la desarrolla en la universidad. “En la Universidad ORT, desde el primer semestre contamos con prácticas que simulan la vida profesional. Eso hace que un estudiante que termina el primer o segundo semestre, va a contar con una experiencia práctica cercana a la realidad del sector. Eso es parte del objetivo de formación que manejamos, pero esto no quiere decir que estemos buscando que los estudiantes comiencen a trabajar luego del primer semestre. Al contrario, ya que esto atenta contra la continuidad del estudio, pero eso ya depende de cada uno y procuramos ser muy respetuosos de las decisiones de vida de los estudiantes. Lo que sí buscamos es que desde el comienzo, puedan contar con esa experiencia práctica, lo cual hace que para quienes pueden estar dos o tres años sin trabajar, cuando finalizan el 3er año de la carrera, son profesionales y técnicos muy demandados por el mercado”.
"Si yo le doy un curso de programación a una persona durante tres meses, puede salir programando en Python o JavaScript y puede ser buena en eso, pero no va a tener las herramientas para continuar su formación. Lo que esa persona aprendió es a moverse por una ruta determinada, pero no necesariamente a abrirse caminos nuevos".
Trabajar en equipo y estar abierto a aprender El mercado actualmente busca en los profesionales de IT habilidades y competencias que van más allá de lo técnico. Learnability, adaptación a contextos cambiantes, comunicación liderazgo y trabajo en equipo son algunas de las más importantes. Eduardo asegura que la Universidad ORT incluye el aprendizaje de estas habilidades dentro de su formación. "La learnability y el trabajo en equipo son competencias fundamentales para trabajar en el sector. Independientemente de su rol, la persona va a tener que trabajar en equipo y va a tener que continuar aprendiendo todo el tiempo. En cuanto a la learnability, buena parte del enfoque de las materias y del estudio en la Universidad ORT es guiar al estudiante en su auto aprendizaje, justamente para que adquiera las capacidades que le permitan aprender por sus propios medios. Luego, en niveles más avanzados de las carreras, cobran relevancia otras habilidades como liderazgo, presentation skills o comunicación".
Facilidades para los estudiantes que trabajan Las carreras de tecnologías de la información en la Universidad ORT cuentan con facilidades para las personas que están trabajando, como la posibilidad de concurrir a clase en distintos horarios o la opción que permite al estudiante elegir qué materias cursar durante un semestre de acuerdo a sus obligaciones laborales. "Dada la demanda de profesionales en formación por parte del mercado y la necesidad de los estudiantes por trabajar, nuestra responsabilidad es facilitar que eso suceda, asegurando la continuidad de la excelencia académica" asegura Eduardo. "Dicho de otra forma, lo que no podemos hacer es sacrificar calidad educativa, pero sí ofrecerle al estudiante la posibilidad de cursar la carrera de forma estirada en el tiempo".
"Dada la demanda de profesionales en formación por parte del mercado y la necesidad de los estudiantes por trabajar, nuestra responsabilidad es facilitar que eso suceda, asegurando la continuidad de la excelencia académica".
Diferentes modelos de formación Actualmente, los cursos internos y capacitaciones que diferentes compañías del sector brindan a sus colaboradores pueden aparecer como una alternativa a opciones de educación formal en el campo de la tecnología. Para Eduardo, la aparición de estas instancias de aprendizaje no llega a competir con la educación universitaria. "La demanda de conocimiento y profesionales es tan grande que no veo este fenómeno como una competencia entre dos modelos de formación sino como una expansión del mercado" comenta Eduardo. "La persona que quiere estudiar Ingeniería o Analista Programador seguramente haga exactamente eso. Ahora, el que quiere hacer un curso de programación porque necesita una salida laboral en seis meses, capaz que se mete a trabajar en una empresa que lo contrata y le brinda capacitación en programación. Creo que esto responde a una realidad en la que -lamentablemente en Uruguay como en tantos otros países- el empleo es un desafío para una cantidad importante de personas. A las dos situaciones que mencioné anteriormente, sumo un fenómeno más que es el de las personas que empiezan por un curso de programación que les permite una salida laboral rápida y luego se introducen en la educación formal. Ya lograron tener un trabajo y ciertos ingresos, pero quieren mejorar en su nivel de conocimiento. Esto se une con el hecho de que en todas las carreras de Ingeniería o Analista Programador hay ciertos conocimientos de base que le permiten al estudiante continuar aprendiendo por sus propios medios. Si yo le doy un curso de programación a una persona durante tres meses, esa persona puede salir programando en Python o JavaScript. Y puede ser buena en eso, pero no va a tener las herramientas para continuar su formación. Lo que esa persona aprendió es a moverse por una ruta determinada, pero no necesariamente a abrirse caminos nuevos".
"De la misma forma que le damos la opción al estudiante de profundizar su formación en el área de inteligencia artificial, también puede hacerlo en el área de emprendimientos si así lo desea. Además, todos los estudiantes tienen un proyecto final que puede llevarse adelante con una empresa o consistir en un emprendimiento propio".
Aprender a emprender La Universidad ORT es reconocida especialmente por un enfoque que estimula a las personas a desarrollar las capacidades y adquirir los conocimientos que le permitan emprender en un proyecto personal si así lo desean. El Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE) de la Universidad ya es un ejemplo claro en este sentido, con varias empresas consolidadas que surgieron de allí. Este centro ejecuta acciones que tienden a fortalecer el ecosistema emprendedor, vinculando a la academia con la empresa, la sociedad y el sector financiero. Pero este interés por brindar herramientas a los estudiantes para emprender está presente desde la formación que brinda la Universidad, particularmente en las carreras de Ingeniería y Analista Programador. "Contamos con varias materias electivas que van en la línea del emprendedurismo" comenta Eduardo. "De la misma forma que le damos la opción al estudiante de profundizar su formación en el área de inteligencia artificial, también puede hacerlo en el área de emprendimientos si así lo desea. Además, todos los estudiantes tienen un proyecto final que puede llevarse adelante con una empresa o consistir en un emprendimiento propio. Hay un momento en la carrera en el cual el estudiante puede tomar la decisión de dedicar parte de su tiempo académico a iniciar un proyecto propio".
Postgrados de la Facultad de Ingeniería de Universidad ORT Uruguay
  • MASTER EN BIG DATA
  • DIPLOMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ANALÍTICA DE BIG DATA
  • DIPLOMA DE ESPECIALIZACIÓN EN INTELIGENCIA ARTIFICIAL
  • DIPLOMA DE ESPECIALIZACIÓN EN CIBERSEGURIDAD
  • MASTER EN INGENIERÍA (POR INVESTIGACIÓN)
Conoce más